El olvidado cementerio de peregrinos – RADIO CAMINO DE SANTIAGO <

Dale al PLAY y escúchanos en DIRECTO




Home / Historias y curiosidades / El olvidado cementerio de peregrinos

El olvidado cementerio de peregrinos

Ser peregrino en la Edad Media entrañaba muchos más riesgos que en la actualidad. De hecho, muchos se encontraban con la muerte al llegar a Compostela, por lo que se decidió hacer un cementerio sólo para peregrinos. Así, los caminantes fallecidos solían tener una pequeña ceremonia fúnebre en la desaparecida iglesia de la Trinidad, conocida por este motivo como la iglesia de los Peregrinos, y que también cita el Calixtinus. Esta iglesia estaba en el solar de la esquina entre las calles Huertas y Carretas, cerca de donde hoy está San Fructuoso, que se levantó hacia 1754. En la actualidad, lo que un día fue un camposanto, se ha convertido un pequeño jardín laberíntico, en el que ningún letrero o cartel hace referencia al hecho de que ese lugar fue el cementerio de peregrinos. Nunca se han realizado excavaciones arqueológicas, pero se sabe de su existencia por la documentación, por los antiguos planos de Compostela y por los relatos de peregrinos históricos que lo visitaron. El Códice Calixtino, en el siglo XIII, lo menciona por primera vez. Se dice que aquí, extramuros de la ciudad, estaba la Puerta del Santo Peregrino, que se llamaba así porque era el lugar por el que se trasladaban a los peregrinos fallecidos hasta el cementerio.

Manuel F. Rodríguez, investigador del Camino de Santiago, habla de este cementerio en uno de sus libros, titulado Santiago de Compostela para los peregrinos. “Bajo la superficie hoy ajardinada reposaron los restos de peregrinos de toda Europa fallecidos en la ciudad. Nació a principios del siglo XIII con la creación del hospital de Santiago, al que se asoció”.

Fue un camposanto exclusivo para los caminantes durante mucho tiempo, aunque posteriormente también recibieron sepultura en él los pobres. La decadencia de las peregrinaciones, tan acusada en el siglo XIX, supuso la clausura de este cementerio hacia el año 1830, mientras que la iglesia de los Peregrinos se derribó a comienzos del siglo XX.

Este recinto, junto a la iglesia de San Fructuoso, fue clausurado a principios del siglo XIX, después de haber acogido “a fallecidos de todo el orbe cristiano durante más de setecientos años”. Además, según explica Rodríguez, “Ángel Blanco de Salzedo, canónigo de la Catedral y administrador del hospital real, mandó enterrarse allí en el año 1710”.

Era habitual que a lo largo del Camino hubiera cementerios de peregrinos porque, explica el especialista, “la muerte formaba parte de esta aventura épica y espiritual a través de Europa”. Pero el camposanto compostelano era el más especial dado que, por su ubicación, “permitía reposar eternamente a los pies del anhelado Apóstol”. Allí eran sepultados “con una concha de vieira. Así serían identificados en el cielo como amigos de Santiago e intercedería por ellos”.
En su libro, Rodríguez lamenta que “hoy tristemente nada recuerda la fuerte simbología de este lugar”. De hecho, hubo una iniciativa del Xacobeo para señalizar este insigne cementerio, pero finalmente cayó en el olvido, y a día de hoy sigue sin ningún cartel informativo.

Fuente: El Correo Gallego

 

 

 

Sobre Radio Camino de Santiago

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

¡¡¡10 Razones para NO hacer EL CAMINO DE SANTIAGO!!!

Hace tiempo encontramos  este artículo de ALBA ARAÚJO…. ...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies